Un tarjetón renovado

Traduccion: Juan Pablo Sans

¿Cuándo fue la última vez que vimos un tarjetón presidencial sin las tarjetas de AD,  Copei,  MAS y URD? ¿De repente en por allá en el siglo XIX?

Pues bien, eso es exactamente lo que presenciaremos este 7 de octubre.

Como podremos recordar, el interminable tejemaneje acerca de la Tarjeta Única fue resuelto con una evasiva “Tarjeta Unitaria” que los partidos de la MUD tenían total libertad de decidir si la adoptaban o no.

Al final, todos los principales partidos de la era puntofijista entre los 17 partidos que se adhirieron a la opción de la Tarjeta Única, mientras los partidos que han tenido un papel protagónico desde 1999 (UNT y PJ) prefirieron no adherirse.

Desde mi punto de vista, el resultado es inesperadamente positivo, pues quienes voten por Capriles no tendrán que toparse con la (hasta ofensiva) imagen de la cara del candidato junto al símbolo de AD en el tarjetón. Así, la Mesa da un paso adelante en el lento y vacilante progreso de hacerle entender a la gente que, quiérase o no, es un partido político, y que los restos de AD, Copei, el MAS y otros partidos de la Cuarta, son en realidad facciones dentro de ese partido.

Anuncios

Memo a los Tricolores

De: Quico T. y Juan N.
Para:
Comando Tricolor
Asunto:
Acto de proclamación de Henrique
Archivar bajo:
Consejos no solicitados

Estimados/as,

Somos panas, y entre panas las cosas se hablan claro: el evento de ayer fue un triunfo político, mancillado por un fracaso escénico.

Desde el domingo estamos jugando en las Grandes Ligas. A este nivel, lo visual es importante, quizás hasta sea lo más importante.

Pero lo bueno es que los errores que observamos son muy fáciles de corregir:

  1. Micrófonos demasiado grandes y colocados tan altos que le tapaban la cara al candidato. Con los  micrófonos, el tamaño es importante: mientras más pequeños, mejor. (Fíjense aquí, y aquí.)
  2. Iluminación que forzaba al candidato a alzar el texto para poder leer su discurso, y dificultaba levantar la vista para dirigirse al público.
  3. Faltaba un Teleprompter.

Lo ideal es que los elementos escénicos hagan sentir cómodo al ponente. Ayer se notaba que Henrique estaba incómodo, y eso limita la efectividad del mensaje.

Al margen de estos asuntos técnicos, está el tema de las habilidades oratorias de Henrique. Todos entendemos que dar un discurso formal no es su fuerte, y eso no es el fin del mundo.

Pero algunos de los problemas que evidenciamos se pueden resolver con un poquito de entrenamiento. No hay que ser Martin Luther King para saber dejar una pausa y permitir que el público aplauda. No hay que ser Cicerón para saber que el ritmo le pone el énfasis al discurso.

Son cosas que se aprenden … pero sólo si alguien – preferiblemente un profesional – te las enseña.

Fíjense además que el Teleprompter ayuda con el asunto del ritmo, porque le entrega esa decisión al operador del equipo.

No hay que equivocarse. Sabemos que la cultura política venezolana es demasiado jalabola con la gente influyente para hacer este tipo de crítica. Por eso nos preocupa que si no lo oyen de parte nuestra, de repente no lo oyen  y punto.

Quedan ocho meses para mejorar estos puntos. Tiempo hay. Pero no tanto.

Schadenbronxde

 

Yo que llevo tiempo haciéndole seguimiento a los desmanes del chavismo internacional no puedo evitar que me entre un fresquito cuando leo vainas como esta.

Ismael, si es verdad, ¡renuncia!

Hay asuntos de principio. Ningún país soberano puede aceptar que sus políticos sean controlados por intereses foráneos, ni que se presten a ello. El hecho que ese discursito le encante al chavismo no lo hace menos cierto. Si Ismael García de verdad andaba tratando de sacarle plata a la embajada de EE.UU. para Podemos, debería renunciar.

(Y no es doble estándar: los que se prestan para el control cubano tambien deberían renunciar.)

Cuando la sátira es redundante…

El artículo seis obliga a las instituciones públicas que poseen sistemas de auto generación eléctrica a usarlos en los horarios comprendidos entre las 11:00 de la mañana y las 4:00 de la tarde y entre las 6:00 de la tarde y las 10:00 de la noche.

Asimismo, todas las instituciones públicas cuyas instalaciones de carga concentrada sean superior a 100KVA deberán instalar antes del 31 de diciembre de este mismo año capacidad de generación y colocarlos en funcionamiento en los horarios establecidos.

No, no es el Chigüire Bipolar…es el decreto de Jaua!

Pablo Pérez canaliza el adeco que lleva por dentro

Continuando la misma línea que hemos tenido hasta ahora, en la que hemos echado un vistazo a posibles precandidatos de las primarias opositoras que ya están lanzados, creí que sería justo darle al gobernador del Zulia, Pablo Pérez, su oportunidad, aunque debo admitir que lo hago con un video de hace dos años:

Su lenguaje corporal, su grandilocuencia un poco subida de tono, el estilo de arrechito declamando. A Pablo Pérez usted puede ponerlo en cualquier partido con cualquier nombre, pero el zuliano es adeco, y uno de esos que lo llevan en los genes. Si usted no es de Venezuela, no hay manera de explicárselo. Si usted es venezolano, no necesita explicación alguna. Es algo que se entiende en este lado del charco.

El Gobernador del Zulia es una prueba viviente de que ser dinosaurio tiene muy poco que ver con la edad física y más con una manera profunda de entender lo que es hacer política: discursos vacíos, a grito limpio, mientras se reúne en privado con las cúpulas políticas para tomar las decisiones de verdad: un divorcio radical entre el discurso y el ejercicio del poder.

La gran alarma que se prende en mí cuando oigo este estilo retórico es a nivel del hígado, por lo que es difícil para mí ser un analista imparcial en este asunto. Es una manera de hablar que hace que el discurso sea casi irrelevante. El estilo tiene intrínseco su propio mensaje, un mensaje más inmediato y directo que el expresado por las palabras.

Siempre he creído que si hubo alguna razón por la que los venezolanos votaron en masa por Chávez, fue precisamente este modo de hacer política. Veremos

Chuo Torrealba, El Ultimo Causaerrista

El último escrito de Chuo Torrealba en el blog Radar de los Barrios me retrae irremediablemente a mis años de estudiante de La Causa R. Quizás sin saberlo, Chuo se ha convertido en el heredero de la visión de Alfredo Maneiro – ex-guerrillero del PCV que rehusó integrarse al MAS por allá por el año ’71 y prefirió más bien irse a Puerto Ordaz, a tratar de organizar un sindicato en Sidor.

El gesto de Maneiro fue quijotesco, extravagante, excéntrico. Maneiro intuía que la visión parlamentaria del MAS iba a terminar convirtiéndolo en un partido que se las daba de obrero pero por el que votaban sólo intelectuales de clase media. La visión electoral, centrada en temas nacionales, y su afán de participar en debates de poder a escala macro tenderían a alienar al MAS de sus bases populares pseudo-obreras.

Leer más de esta entrada